Juderia de Plasencia

La cultura y el turismo de Plasencia está marcado por una importante mezcla de tradiciones de distintos puntos del mapa.
Gracias a la ubicación y al fácil acceso con otros municipios cercanos, nuestra ciudad goza de una gran cualidad a la hora de atraer visitantes, y ha contribuido a que a lo largo de la historia Plasencia se convirtiese en un crisol de culturas.
Uno de los legados más importantes ha sido el asentamiento del pueblo judío en esta ciudad. A día de hoy, su presencia aún puede apreciarse en el mapa de la Plasencia actual.
La juderia de Plasencia y el cementerio judío son muestras de ese pasado sefardí.

La convivencia, durante siglos, de judíos y cristianos de diferentes emplazamientos de la ciudad, con la única excepción de los periodos entre 1412-1420 y 1480-1492, permite que seguir las huellas del colectivo hebreo placentino suponga también descubrir, de paso, una buena parte de la riqueza monumental de la ciudad amurallada, desde la plaza Mayor hasta las puertas de Trujillo y Berrozana, pasando por la catedral o el magnífico conjunto del convento de San Vicente Ferrer y el palacio del Marqués de Mirabel.

Así, el mapa de la Plasencia judía se superpone a la tradicional segmentación de la ciudad, entre el barrio de Los Caballeros, el de Los Clérigos y el de Los Mercaderes, permitiendo de este modo recorrer un itinerario que combina la zona monumental tradicional con otros lugares inéditos y de gran historia menos conocidos.

Según el fuero que el conquistador Alfonso VIII en el año 1186 otorgó a Plasencia, esta ciudad ya contaba con una prolífera comunidad judía cuando fue fundada. El barrio judío de Plasencia se concentraba en casas alrededor de la judería de la Mota. Hoy gran parte de ese espacio lo ocupan las escaleras y la fuente de la plaza de San Nicolás, llegando desde Santo Domingo el Viejo y la calle de Caldereros. En este emplazamiento, es donde se desarrollaban los juicios mixtos entre cristianos y judíos, que contaban con un tribunal de arbitraje con un juez de cada una de las religiones. Esta insólita justicia se mantuvo activa logrando un perfecto equilibrio hasta el Siglo XIII.

La judería de La Mota se edificaba en el noroeste de la ciudad amurallada. Este barrio judío de Plasencia destacaba en la ciudad por su riqueza. De hecho, según consta en documentos preservados del Siglo XIII, estos ciudadanos poseían tierras y alquilaban viñedos para trabajar.
Esta prosperidad del pueblo judio de Plasencia fue sustituida por un clima tenso que en el Siglo XV se tradujo en una fuerte violencia antisemita. Como consecuencia surgen las leyes de Ayllon, que desterraban a los judíos de la judería de la Mota y les obligaba a vivir en un barrio cerrado. Así surge el muro en lo que hoy es la plaza de San Nicolás, que se extienda hasta la Puerta de Coria.
El Parador, la iglesia de San Vicente Ferrer o el palacio de Mirabel son espacios actuales que entrarían dentro de ese recinto cerrado.

En 1469 las Cortes de Ocaña marcaron un futuro aún más oscuro para el pueblo judío. Los procuradores pidieron al monarca del momento; Enrique IV, que prohibiera a los judíos realizar oficios de arrendamientos, recaudación o mayordomía de la corona. De este modo conseguían un veto económico que les prohibía la entrada en los negocios más prósperos.
Finalmente, la judería de la Mota desaparece 10 años después, en 1477 cuando los condes de Plasencia confiscan el espacio ocupado por el barrio judío, sinagoga incluida, para ampliar el actual Palacio de Mirabel, que era su residencia, y el convento de San Vicente Ferrer. Es entonces cuando el convento de Santo Domingo y la iglesia pasan a ocupar el lugar donde hasta entonces había permanecido el templo judío.

Tras la posesión de la sinagoga Vieja y la expulsión de los judíos de las casas de la judería de la Mota, y estos vuelven a agruparse y constituyen una nueva judería de Plasencia entre 1480 y 1492, a la que se llega a través de la Calle Esparrillas y el cañón de las Bóvedas del Marqués. En este momento La Rúa Zapatería y la Plaza de Ansano se convierten en piezas clave del pueblo e historia judio, ya que aquí se crea la Sinagoga nueva en el emplazamiento que más tarde se conocería como Palacio de Carvajal.

Actualmente la historia de los judíos en Plasencia está fusionada con la cultura. Así, quienes visitan el casco histórico de la ciudad pueden observar las placas que indican las familias que habitaron en las antiguas casas que, en la mayoría de casos, han sido sustituidas por edificaciones más modernas. También la cocina sefardí y su tradición está presente en la gastronomía y en las fiestas y eventos de la ciudad.
Plasencia ensalza esta cultura como miembro de la Red de Juderías, con el objetivo de darlo a conocer y preservarlo.

Red de Juderías de España

La Red de Juderías de España tiene como objetivo la defensa del patrimonio urbanístico, arquitectónico, histórico, artístico y cultural del legado judio en España.
Está compuesta por las ciudades de: Ávila, Barcelona, Besalú, Cáceres, Calahorra, Castellón de Ampurias, Córdoba, Estella, Gerona, Hervás, Jaén, León, Lucena, Monforte de Lemos, Oviedo, Palma de Mallorca, Plasencia, Ribadavia, Segovia, Sevilla, Tarazona, Toledo, Tortosa y Tudela.

Plasencia, al contrario que la judería de Cáceres, es la más evocadora, con los primeros enterramientos bajo el Convento de Santo Domingo, lo que era la Sinagoga vieja y que más tarde pasó a ser la iglesia de San Vicente Ferrer y en la actualidad se erige el Parador de Turismo.
También la presencia actual del cementerio judío y la reconstrucción del Palacio Carvajal Girón, un espectacular palacio del S. XVI que ocupa el mismo solar en el que se construyó la Sinagoga Nueva, forman el legado más importante de lo que se conoce como las tierras de los extremos del Duero en cuanto a cultura judía en España.

Además, para fomentar el turismo en Plasencia, se ha marcado un recorrido de cultura judía que permite conocer, visitar y recorrer los lugares más importantes de la historia judía en esta monumental ciudad de la provincia de Cáceres.

Sinagoga Vieja de la Mota

Sinagoga Vieja de la Mota

La primera de las sinagogas de la ciudad de Plasencia ubicada en la zona de la Mota, centro del barro judio de Plasencia.

Cementerio judío del Berrocal

Cementerio judío del Berrocal

El cementerio judío medieval donde descansaban los creyentes con tumbas adornadas con piedras.

Palacio de Carvajal

Palacio de Carvajal

Esta sinagoga surge tras la expulsión de los judios en Plasencia. Vivió y sufrió grandes historias, hasta que fue arrasada.

Recorrido cultura judía

Recorrido cultura judía

Un recorrido para conocer y vivir la vida de los judíos en Plasencia, los más influyentes de todo Caceres.

La Ciudad de Plasencia

El turismo en Plasencia destaca por su profunda historia y por el carácter acogedor, alegre y moderno de una ciudad joven. Situada en un punto enclave, Plasencia es un destino imprescindible para el turismo en el Norte de la provincia de Cáceres y Extremadura. En Plasencia Turismo te mostramos qué ver, visitar y hacer en Plasencia.

Contacto

  696 86 13 54
  C/ San Calixto 10
  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en Redes

Accessibility Initiative Badge